Ezequiel Verona – Cuando los objetos se quedan sin voz

feature-169

Escultor, formado en el Instituto Universitario Nacional de Artes Visuales (I.U.N.A.), Ezequiel Verona se desempeña actualmente como docente, jefe de trabajos prácticos en la cátedra de Escultura O.T.A.V. de Jackie Miller y fue ayudante en Proyectual de Escultura de Margarita Paksa entre 2007 y 2010 en dicha institución. Desde el 2002 participa en muestras colectivas y en 2015 logra su primera muestra individual en el Centro Cultural Recoleta con “La Casa Muerta” -curada por Jackie Miller- así como participar del Premio Itau a las Artes Visuales con el cual recorrió el país en una muestra itinerante. Su obra ha recibido menciones y selecciones en los Salones Nacionales de Escultura y Nuevos Soportes (2007, 2009, 2010, 2011, 2013). Verona también se desempeña como montajista de obras de arte contemporáneo en museos y espacios como el MALBA, Fundación PROA, Fundación Telefónica, así como en importantes galerías y colecciones privadas. La instalación “La Casa Muerta”, resume gran parte de su producción, integrando distintos grupos de obras –“Testigos”, “Mueble Inmueble”, “La Casa Verde”, “Retratos” y “Cielito”- en una sola serie.

Ezequiel Verona Sculpture

“Mueble Inmueble” Ensamble de Fragmento de Mueble + revestimiento y accesorios arquitectónicos. 185 x 33 x 60 cm. 2012. 80 x 25 x 25 cm. 2013

Maria Carolina Baulo: Lo primero que me pasa, como espectador,  frente a la serie de “La Casa Muerta”, es que me invade una profunda nostalgia; hablas de los “objetos viudos”, una definición muy fuerte, desgarradora. Vos decís en uno de tus escritos que tu intención es “encontrar una emoción en un objeto; transmitirle mi emoción para con él”; ¿cómo buscas que esto se vea reflejado en la obra?

Ezequiel Verona: Los objetos en general los encuentro fuera de su contexto, su función y hasta separados de sus mismas partes, es por eso que los llamo “Objetos Viudos”: no poseen algo que atestigüe su historia, su tiempo, su vida y su desarraigo. Los busco por época histórica, erosión, color, materiales o calidad. Los encuentro en la calle, en compra-ventas, demoliciones o abandonados en casas de conocidos. Es entonces que el “encontrar” refiere más al aspecto simbólico que posee el objeto -esa carga sensible que anima mi nostalgia y dispara la emoción creativa que desarrolla una búsqueda de otros elementos, técnicas y  materiales que sean compatibles para realizar un ensamble simbólico y escultórico-. Mi interés es crear una imagen que dramatice esa nostalgia del objeto viudo y mediante la vinculación física y conceptual de variados objetos y fragmentos se logre maximizar el relato; hacerlos hablar sobre su misma historia mediante formas sepulcrales y metáforas tristes. 

Ezequiel Verona Sculpture

“Mueble Inmueble” Ensamble de Fragmento de Mueble + revestimiento y accesorios arquitectónicos. 170 x 30 x 50 cm., 2012. 185 x 33 x 60 cm., 2012. 80 x 25 x 25 cm. 2013

MCB: Esta suerte de “cementerio de historias” que se expuso hace poco en el Centro Cultural Recoleta, me remite automáticamente a la  obra de artistas como Doris Salcedo, quien ha hecho un culto de esta suerte de rescate de la memoria y poner en primer plano lo que no debe ser relegado a la oscuridad y el olvido. ¿Sentís que hace eco en tu obra? 

EV: Si. El Recurso de la obra de arte como Memorial fue algo que fundamentó y dio fluidez a mi creatividad. A Salcedo me la recomendó Margarita Paksa cuando cursaba con su catedra la especialización en escultura contemporánea dentro del I.U.N.A. aunque tardé un tiempo en hacerle caso e investigarla ya que para ese entonces yo comenzaba a trabajar con muebles y objetos como valores simbólicos representantes del ser humano y su cultura. Había visto unas fotos de Salcedo donde unas sillas se entremezclaban y se invadían en sus espacios y lo encontraba muy parecido a lo que yo estaba haciendo, entonces en una actitud de salvaguardar mi ánimo de originalidad de la idea, tardé un tiempo -podría decirte unos años- en leer sobre su obra. Pero ni bien lo hice me di cuenta que estaba en el camino correcto y que los objetos mobiliarios o arquitectónicos que yo empezaba a acumular, tenían la capacidad de comunicar un relato que se concretaba en un ensamble simbólico. 

MCB: Piedra triturada, vidrios, granito, arena de cuarzo y mica, tapas de hierro, objetos encontrados en la calle, objetos rescatados del descarte, abandonados; canillas, caños, rejillas de ventilación, de drenaje, chapas de altura numérica, molduras, aberturas, picaportes, muebles. La obra los devuelve a la vida. ¿Cómo articulas la elección de los materiales y los objetos para ponerlos en diálogo con lo conceptual? 

EV: Los objetos, técnicas y materiales los vinculo por su calidad y capacidad discursiva, necesito que los materiales sean complacientes al drama que quiero construir. En ciertos casos tuve que investigar   tecnicismos específicos y en el trayecto encontré perdido el oficio del “Frentista” que en algún momento fue muy popular y hoy, como muchas otras técnicas, no son nada fáciles de encontrar. La sumatoria de todos estos elementos me permite crear una metáfora sobre la propia muerte de estos objetos y traerlos en el tiempo con una nueva vida. 

MCB: Imagino que el espacio es crucial para poder mostrar tu trabajo, no sería lo mismo disponerla en un espacio mínimo que en una gran sala. También la luz es importante para generar un clima que contenga, invite o hasta incomode y expulse al espectador; todo puede ser una estrategia a tener en cuenta cuando la obra tiene una carga simbólica tan densa. ¿Tenes en cuenta estas variables a la hora de pensar en mostrar tus esculturas? 

Ezequiel Verona Sculpture

“Ventana Verde”, Serie La Casa Verde Ensamble Ventana Encontrada y Cemento. 105 cm de altura x 80 cm de ancho 2013.

EV: La escultura  a mi criterio, tiene más de presentación que de representación, eso se debe al vínculo físico de los objetos y el espectador. Los materiales que utilizo  complejizan el vínculo físico volviéndolo conceptual ya que son parte de nuestras casas o las casas que revivimos en el recuerdo. Se instalan en el espacio arquitectónico porque le pertenecen a éste: nos son cotidianos, pero en la sala se presentan como eventos poéticos, hay moradas negadas, espacios imposibles, hay recuerdos petrificados en un granito o en una rejilla de ventilación. En cuanto al espacio expositivo, me interesa que mis obras puedan vincularse entre sí y conformar una instalación. Lo escénico es fundamental dado por la iluminación y la disposición de las obras, permitiendo al espectador mirar por fuera, recorrer, transitar y enfrentarse a la obra.

Ezequiel Verona Scultpure

“Ventana Verde” y “Puerta Verde”, Serie La Casa Verde
Puerta Verde, Ensamble Puerta Encontrada y Cemento, 215 de altura x 62 cm de ancho.
2011

MCB: El adentro y el afuera, las marcas de las diferencias de clase, las diferencias sociales, lo permitido y lo prohibido, la comunicación o falta de comunicación, la “hostilidad del mundo” vs “la intimidad del hogar” -a veces mucho más hostil que el exterior-, todos puntos que refieren al fuerte compromiso social de tu obra. ¿Qué buscas generar en el espectador; es importante que entienda cada uno de estos puntos que articulas en una instalación como “La Casa Muerta”?

EV: Busco generar en el espectador un reflejo en el drama que propone la obra y creo que cada espectador se encuentra con su propio reflejo, sin necesidad de percibir tan detalladamente todo el desguace conceptual donde interviene la negación del espacio, la negación de la funcionalidad de esa casa poética y los elementos que la componen. En este punto me interesa que la obra sea reflejo en la nostalgia de cualquier espectador, al margen de si posee o no conocimientos sobre comunicación visual  a la hora de confrontarse con mis esculturas. Y más allá de los aspectos sociales que estos objetos relatan, la instalación trae esas moradas a este tiempo, las rescata del olvido y esa es mi primera intención para con estos memoriales. En segundo lugar me interesa buscar la reflexión acerca de la evolución e involución urbanística y la muerte de los espacios-habitad con sus viejas historias, sus características socio-económicas y hasta religiosas, dando lugar a nuevos espacios sin tiempo pasado y cómodos a las necesidades del hoy. 

Maria Carolina Baulo

6 responses

  1. Grande caro! un placer responder tus preguntas tan bien afiladas! me hicieron reflexionar bien profundo sobre mis intereses y métodos a la hora de producir mi obra!! un placer trabajar en este articulo con vos y cerrar este año – etapa con esta entrevista! Gracias Gracias!!! te mando besores!!

    • El placer es compartido. ..siempre se aprende algo nuevo, se abren horizontes. Gracias a vos por compartir tus secretos de artista

    • Que gran comentario Jackie…muy agradecida, humildemente. Hay excelentes artistas, es un deber difundirlos. Gracias!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: