Cuerpo de Obra: Juan Batalla

Translate from Spanish to English or other languages.

Una vez más, Juan Batalla nos presenta una muestra que nos desafía a pensar y a comprometer los sentimientos. Como ya nos tiene acostumbrados a los que seguimos su carrera de cerca, la multiplicad de lenguajes se ponen al servicio del artista para plasmar una y otra vez, una búsqueda que se ha convertido, hasta el momento, en el hilo conductor de su producción artística de los últimos años. Así como hiciera en Dueños de la Encrucijada. Estéticas de Exú y Pomba Gira en el Museo Blanes en el 2009 o en la muestra curada por él mismo en la Fundación OSDE en 2010, Batalla pone de manifiesto su profunda vinculación y entendimiento del mundo del arte, su arte, vinculado a los espacios sagrados.

“Cuerpo de Obra” de Juan Batalla en el Museo Caraffa, 2012

Como ya escribí alguna vez, el artista transforma sus creaciones en verdaderos íconos receptores de una filosofía de vida que relaciona a las deidades ancestrales de origen afrobrasileño (orixàs) con los datos personales, en especial el lazo que lo une a la práctica del fisicoculturismo. Y no es un dato menor que ambas prácticas sean descalificadas como non santas por lo que se da en llamar la cultura con mayúsculas; esto dificulta el acercamiento para aquellos que no están abiertos a la experiencia que dichas “metaculturas” proponen.

La propuesta que lo acerca al Museo Caraffa agrupa 8 esculturas (ensamblajes de caucho sobre madera), un traje montado en una caja de acrílico, 9 fotografías y un videoarte. La diversidad en la técnica expresiva se unifica en el mensaje y en una estética que guarda relación entre lo que se cuenta y la puesta en escena, la elección de los colores, la iluminación de la sala y los objetos, vale decir que nada está librado al azar. Fiel al uso del caucho de los neumáticos de bicicleta, sus esculturas guardan el registro y huellas del paso del tiempo, las historias individuales, las memorias. Son obras que nos hablan de esos dos mundos opuestos y complementarios que permanentemente vemos aparecer en las obras de Juan: lo sagrado y lo profano, el bien y el mal, lo visible y lo oculto, lo correcto y lo políticamente incorrecto.

“Cuerpo de Obra” de Juan Batalla en el Museo Caraffa, 2012

La presencia orgánica de las obras nos evocan al propio cuerpo humano, a la carne representada en el caucho, su carne, la materia viva, su propio cuerpo como una obra en sí misma en la cual trabaja incansablemente desde hace años. Una vez Juan me dijo que la escultura era para él “un estado mental, una frecuencia vibratoria desde la cual leo la realidad y la traduzco en imágenes”. La realidad que ve es muy compleja y como tal, la mejor forma de apreciar su trabajo es dejarse llevar por esa avalancha de sensaciones que a uno le invaden cuando entra en una sala tomada por la obra de Batalla. Una multiplicidad de atractivos que seducen a la vista pero que guardan mensajes de este y otros mundos que no siempre nos animamos a descubrir.

Como los orixás, como un Exú de carne y hueso, una deidad sin prejuicios, amante del erotismo y la ironía, los juegos y la satisfacción de los placeres primigenios, Juan Batalla se hace presente en cada una de sus obras actuando simultáneamente como sujeto y objeto del deseo.

Del 14 de Julio hasta el 15 de Septiembre en el Museo Caraffa de la Ciudad de Córdoba, Argentina.

2 responses

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: